Susana Zabaleta pide respeto a la comunidad LGBT+

Las imágenes del video que se lanza junto con su nuevo tema, son contundentes: ilustran la violencia de género que Susana Zabaleta rechaza, igual que el comercio y esclavitud de adolescentes, y la violencia hacia las personas trans. Este viernes estrena Temes, con el cual se suma la conmemoración del mes del orgullo LGBT+.

“Diariamente 12 mujeres pierden la vida y cuántas niñas y adolescentes son secuestradas. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio, la música y el arte no sólo son para sentir las cosas bonitas, sino un hilo conductor hacia cosas que no se pueden decir con palabras”, dijo la cantante en conferencia de prensa.

“El video y la canción hablan de lo que nos sucede todos los días a las mujeres y a la comunidad LGTB+. Y si todos los días sucede por qué no verlo así, con ese terror e indignación. Expongo mi queja porque antes de la pandemia íbamos bien, las mujeres habíamos hecho mundialmente un Movimiento Morado que hablaba de la furia que tenemos por tantos años de discriminación, vejaciones y sometimiento”.

Pero, afirma, la sociedad va en retroceso y el panorama no parece cambiar aunque haya movimientos en los cargos de elección popular. “No es una cosa tan sencilla, no tiene qué ver con partidos políticos. Tiene mucho que ver con la educación, que no te la da el partido político, sino todo lo contrario, en este momento estamos completamente divididos y no queremos tolerancia, lo que queremos es respeto, no pido tolerancia porque es una palabra horrenda, hay que pedir respeto hacia las personas que pensamos diferente, respeto hacia las mujeres, respeto a tu madre. Qué me importa que ahora en las gubernaturas hay más mujeres, si están frente a los hombres diciendo ‘sí señor’, y con la mirada agachada”.

La inequidad, insiste, viene desde el seno familiar, como ha quedado al descubierto en la pandemia y es en la casa donde se deben hacer los cambios en la educación; “el hombre de por sí está acostumbrado a mandar de padre a hija, de esposo a su mujer, de hijos a madres, porque es una costumbre ancestral en las familias mexicanas. En el encierro, uno pensaría que se dieron cuenta que somos necesarias, pero no, hubo muchas mujeres golpeadas. El hombre no estaba acostumbrado a estar encerrado”.

Asegura que pone su granito de arena con las enseñanzas que le da a su hijo Matías Gruener; “cada vez que tiene una novia le pido protegerla, porque cuando el amor se acaba después de dos años maravillosos, viene la época de dañarla, por eso le pido que a cada una de sus novias las respete y proteja, porque mi género me gusta mucho, lo admiro y siempre lo he honrado”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *