Jugo de naranja no es saludable, beberlo podría producirte altos niveles de azúcar, advierte la UNAM

Aunque el consumo de frutas y verduras debe ser parte fundamental de nuestra dieta diaria, comer frutas no es equivalente a únicamente consumir el jugo que se obtiene de ellas. Y es que, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es muy poco probable que una persona decida ingerir 12 naranjas durante cierto lapso, mientras que beber un litro de jugo de naranja no parece una idea tan imposible de realizar.

Y es que, a pesar de que pueda parecer un poco obvio, algunas personas no parecen encontrar ningún problema en ello. Beber jugo natural de frutas en exceso es una de las principales causas de obesidad. De acuerdo con la Jarra del Buen Beber, elaborada por el Instituto Nacional de Salud Pública, estas bebidas solo deben ingerirse en porciones pequeñas, lo equivalente a medio vaso, aproximadamente. 

¿Por qué no es recomendable su consumo?

De acuerdo con este mismo esquema, el nivel de importancia que tiene el consumo de jugos es el 5 de 6, por lo que ingerirlo no debe ser parte fundamental de nuestra dieta diaria. Lo mismo ocurre con la leche entera y las bebidas alcohólicas o deportivas, pues su ausencia no impacta nuestra salud de forma significativa, todo lo contrario. Por encima de este nivel solo se encuentran los refrescos y las aguas de sabor, cuya porción recomendada por las autoridades de salud es de cero vasos. 

Además, se entiende por jugo de fruta aquél que es extraído de forma natural, pues si se contemplan las bebidas envasadas y procesadas, la situación es mucho peor, pues hay algunas que cuentan con hasta 12 cucharadas de azúcar, algo muy poco recomendable. El consumo de bebidas envasadas, a pesar de ser muy popular, no representa aportaciones de vitaminas ni minerales. 

Los riesgos que implica consumir jugo de naranja en exceso

Si comparamos la información de la Jarra del Buen Beber con la del Plato del Buen Comer, la diferencia es evidente, pues en este segundo esquema sí figuran las frutas y las verduras como parte primordial de la dieta. Y es que consumir jugos naturales en exceso, especialmente el de naranja, provoca que se desechen las vitaminas que podría aportar una porción de fruta, además de que las calorías no se metabolizan, sino que se acumulan en el cuerpo, lo que trae como consecuencia problemas entre los que se encuentran el sobrepeso y la obesidad

A pesar de que las naranjas contienen  azúcares, vitamina C, fibra, agua, proteínas, lípidos, grasas, calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, zinc y vitamina A; gran parte de estos componentes se evaporan al cortar, exprimir y entrar en contacto con factores como los rayos UV y el mismo oxígeno, por lo que su consumo no tiene un valor nutrimental significativo. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *