Así puedes protegerte de picaduras y mordeduras de arañas y alacranes en esta temporada de lluvias

Las picaduras y mordeduras de muchos animales ponzoñosos pueden ser letales en los humanos por el veneno que esparcen en el organismo y aunque los casos parecen ser aislados, lo cierto es que anualmente se registran miles de situaciones como estas en las que la atención médica se inicia demasiado tarde ante la falta de conocimiento o información tanto de la población como de los profesionales de la salud.

Accidentes relacionados con animales como las serpientes, arañas y alacranes, por mencionar algunos, son de los casos más comunes en un país como México que es megadiverso y que destaca por una larga lista de especies que pueden ser inofensivas, pero en las que también se encuentran algunas peligrosas; sin embargo, hay momentos del año en las que la preocupación en general aumenta más, como es el caso de la temporada de lluvias.

Y es que una vez que las lluvias arrasan en el país, también inicia la proliferación de animales de riesgo y que son considerados de importancia médica o nocivos para el ser humano. De acuerdo con la Red Internacional de Información de las Intoxicaciones Causadas por Animales Ponzoñosos (Redtox), algunos de los ejemplos son las “arañas del género loxosceles o ‘violinistas’ y alacranes del género centruroide noxius, también conocidos como ‘alacrán de Nayarit’, cuya toxicidad e incidencia de casos se consideran un problema de salud en México”.

Presentes en todos los estados; así se pueden evitar picaduras o mordeduras

Aunque los especialistas afirman que la presencia de estos animales no debería causar preocupación entre la población, aún así es común que en los hogares mexicanos se tema por la presencia de ellos ya sea en los rincones más insólitos, en los jardines e incluso en las recámaras, haciendo que el riesgo de picadura o mordedura sea más probable. Es por ello que El Heraldo Digital conversó con el biólogo y coordinador de Redtox, Enrique Sandoval, quien detalló cómo reubicar a las especies que encontramos en casa, cómo atender un accidente tanto con cuidados básicos como de la mano de la tecnología y sobre todo evitar el uso de remedios caseros.

“México es un país megadiverso y afortunadamente tenemos un registro en picadura de alacrán y aproximadamente tenemos 300 mil al año”, explicó al poner como ejemplo que las cifras han aumentado debido al intercambio comercial que existe entre estados, pues al llevar frutas, verduras u otros alimentos de un territorio a otro, en las cajas pueden viajar estos animales y otras especies.

Es por ello que reitera que ninguna zona del país está libre de accidentes relacionados a los animales ponzoñosos e incluso agregó que es muy común que cuando los habitantes de la Ciudad de México van de vacaciones a otras regiones, regresen a casa con algunas especies dentro de sus pertenencias sin que se den cuenta. “Se fueron a la playa, no revisaron las mochilas y a la mochila se metió un alacrán y se lo trajeron para acá, sufrió la picadura pues dice el médico: ‘ese alacrán no es de aquí’; entonces cuando se hace la clasificación taxonómica pues nos damos cuenta que fue un alacrán importado”, detalló en su conversación con este medio.

Por supuesto, hay todo tipo de escenarios y es por ello que no sorprende que entre las cifras de mordeduras también destaquen las serpientes, de las cuales se tienen “cuatro mil al año”, incluyendo aquellas que no son consideradas como de importancia médica. Por otro lado, las arañas ocupan cifras altísimas.

“De arañas se estima que existen entre cuatro mil a 10 mil mordeduras; sin embargo, no tenemos un dato claro apenas estamos haciendo censos de mordeduras porque se engloba en un reporte del boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud en el que se meten animales de ponzoña; ahí entra abejas, avispas y las arañas van en ese apartado”, destacó.

Lamentablemente, cuando las intoxicaciones ocurren, muchas personas no saben cómo actuar y así como se pueden dejar picaduras o mordeduras sin atender, también es común que se recurra a aplicar remedios caseros que si bien pueden reducir los síntomas. Sobre ello, Enrique Sandoval recuerda que esto puede ocasionar un retraso en la atención médica e incluso empeorar el cuadro. 

Ante ello, compartió la única y principal sugerencia es buscar ayuda: «En caso de emergencia, lo primero que yo recomendaría es mantener la calma y acudir lo más rápido posible a un centro hospitalario«, explicó antes de agregar que siempre se debe buscar espacios capacitados para la identificación del animal que causó la intoxicación y con ello puedan aplicar el antiveneno correspondiente para ello; las búsquedas en Internet, así como el uso de apps como Redtox pueden ser excelentes alternativas. 

Por otro lado afirmó que ningún paciente víctima de mordedura o picadura por animales de ponzoña «debe poner remedios caseros porque agravan o retardan la atención médica», ya que muchos de ellos en realidad «no tienen una utilidad» y lo que pueden ocasionar es enmascarar el cuadro clínico «porque se tomaron un té de de cierta hierba porque supusieron un emplasto de cierta hierba porque utilizaron algún remedio casero que le recomendaron por ayer una curandera, un chamán, y entonces primero enmascaran los cuadros clínicos y después retardan el tratamiento oportuno». 

¿Qué otras medidas de seguridad existen?

Como advirtió el experto, hay muchos sitios de nuestros hogares, así como de destinos turísticos y áreas naturales en las que se pueden encontrar este tipo de especies y es por ello que se recomienda tomar todo tipo de medidas para evitar tener estos huéspedes indeseados en casa. Y para reducir el riesgo de accidentes que te pongan en riesgo a ti o a tu familia siempre se pueden implementar medidas como:

  • Tapar los orificios de las paredes
  • Recoger los escombros y lugares como bodegas en las que hay poco movimiento
  • Eliminar las plagas de hormigas u otros insectos que puedan servirles como alimento
  • Revisar los zapatos antes de usarlos
  • Con guantes protectores realizar limpieza de aquellos sitios de la casa que han permanecido mucho tiempo sin escombrar
  • Si se realiza senderismo: no circular donde haya lugares que haya mucha hojarasca, no meter las manos en cuevas o madrigueras y recorrer los caminos por donde estaban marcado el camino

Por supuesto, no son las únicas alternativas, ya que el avance tecnológico también ha permitido que aplicaciones para celulares ayuden a la población mexicana a detectar cuáles son las principales especies en el país que representan un nivel de riesgo por la intoxicación tras picaduras o mordeduras.

Una de ellas es la app antes mencionada que cuenta con el apoyo de biólogos, médicos y personal de salud, quienes orientan a las personas para saber qué hace ante un accidente relacionado con algún accidente relacionado a estas especies y a qué lugares acudir. Asimismo, algunas medidas de prevención para evitar escenarios en los que la salud corra riesgo e incluso saber cómo reubicar a los animales para no tener que matarlos. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.