DISEÑADORES ESPAÑOLES OFRECEN SUS TALLERES PARA HACER MASCARILLAS Y BATAS: «DEBEMOS AYUDAR COMO SEA»

Creadores como Maya Hansen, Rocío Osorno, Juan Avellaneda o Juana Martín han puesto a disposición su trabajo para aportar su granito de arena en la crisis sanitaria.

Cualquier ayuda es buena en la crisis sanitaria más dura que estamos viviendo en España. Desde restaurantes conocidos que llevan comida a los hospitales a sumilleurs que ofrecen catas gratuitas a través de sus redes sociales o deportistas de élite que ayudan a que nos movamos un poquito durante nuestro confinamiento en casa, muchos están intentando aportar algo que ayude a llevar mejor la crisis del coronavirus. Desde la Asociación Creadores de Moda de España (Acme), numerosos diseñadores de moda se han puesto en contacto para ofrecer sus talleres de costura y hacer mascarillas, batas o cubrezapatos para los hospitales o residencias que más lo necesiten.

“En tiempos difíciles la moda española hace piña y se pone a disposición del Gobierno para fabricar mascarillas quirúrgicas desde sus talleres. Los diseñadores de ACME han respondido masivamente al llamamiento realizado por el Ministerio de Industria poniendo al servicio de esta dura crisis del COVID-19 los talleres con los que producen sus colecciones”, explica la asociación en su perfil de Instagram. Grandes nombres de la industria fashion española han ofrecido ya sus talleres. De Andrés Sardá a Dolores Cortés, Ion Fiz, Rocío Osorno, Vicky Martín Berrocal, Juan Avellaneda o Maya Hansen, entre otros, todos se han puesto en marcha para fabricar material sanitario urgente.

Maya Hansen comentaba en sus stories que pese a que las mascarillas para los hospitales tienen que estar homologadas por Sanidad, desde su taller ha decidido comenzar a hacer un patrón de mascarilla para poder ofrecérselas a residencias o personal de limpieza que puedan necesitarlas. Además, han buscado tejidos impermeables para que su efectividad sea aún mayor. «Llega un momento en que los protocolos ya sobran, cuando hay residencias en las que el personal de trabajo no está protegido y los responsables andan con fiebre, debemos ayudar como sea. Estas mascarillas van camino de una residencia pero YA. #entretodospodremos #stopcoronavírus», escribía la diseñadora en su perfil de Instagram.

Necesitan tejidos impermeables

El diseñador Juan Avellaneda también está dentro de esta iniciativa y está comenzando a fabricar batas impermeables. De hecho, según él mismo ha explicado, todas su patronistas y costureras están trabajando en ello desde sus casas. Este fin de semana, Avellaneda agradecía a la escuela de patronaje Eometric la elaboración totalmente altruista de un patrón para batas quirúrgicas de talla universal para que los diseñadores puedan usarlas en sus talleres.

Además, durante un directo realizado junto a Vicky Martín Berrocal este domingo, los diseñadores solicitaban en sus redes sociales el envío de tejidos impermeables y gomas, entre otros materiales, para poder fabricar cuantas más batas mejor. Cualquier persona que pueda echarles una mano, por poquito que sea, puede escribir a amor@wolflamb.es y ahí sus equipos se pondrán en contacto con él personalmente para gestionar la ayuda.

Rocío Osorno ayuda en Sevilla

Rocío Osorno ha sido otra de las diseñadoras que se han unido a la iniciativa. La influencer sevillana, que cuenta con más de un millón de seguidores, comenzó ofreciendo su ayuda para la fabricación de 10.000 mascarillas en su taller y tras el aluvión de mensajes recibidos decidió abrir una cuenta para donar dinero y que todo lo recogido vaya a los hospitales de Sevilla para que se puedan abastecer con test para detectar el coronavirus, equipos de protección y materiales básicos sanitarios y de limpieza. Ella fue la primera en donar 2.500 euros, como contaba en su perfil de Instagram y ya lleva casi 30.000 euros recaudados.

Los jóvenes diseñadores también colaboran

Pero no sólo las grandes firmas se han puesto manos a la obra en esta terrible circunstancia. Algunos jóvenes diseñadores como la firma Evitaloquepuedas, que desfila en Moda Adlib en Ibiza cada verano, ha comenzado también a fabricar mascarillas con los retales de sus colecciones. «Todos esos retales los tengo porque los usábamos para hacer turbantes y ahora los estamos convirtiendo en mascarillas que se pueden lavar, para todo aquel que las pueda necesitar. El caso es poder aportar nuestro pequeño granito de arena», nos dice la emprendedora Eva Merino desde su taller madrileño.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *