Free Fire cerró 2020 siendo el juego más descargado del mundo