El Vaticano advierte que podría despedir a quien rechace vacuna para Covid-19